Dentro de ti vive una vida aún sin vivir. Una vida que te emociona, que te permite ser tú mismo y perseguir tus sueños. Una vida que desea ver la luz.


Hace años solías tenerlo claro, ¿verdad? Sabías en qué punto estabas, sabías lo que querías, pero el tiempo ha ido cubriéndolo con capas de polvo. Y ahora lo has perdido de vista.

Pero no, no está todo perdido. Esa vida sigue ahí. Con los propósitos de año nuevo tienes la oportunidad de redescubrirte, reflexionar y reconectar con tus aspiraciones.


Redescúbrete

Llegar a encontrar tu auténtico yo consiste en redescubrirte a ti mismo. Comienza con preguntarte qué quieres en la vida, qué es lo que siempre has soñado, qué disfrutas haciendo, qué te pone las pilas y cuándo te has sentido más auténtico.

¿Qué es lo que más te haría ilusión en el futuro? ¿Viajar por el mundo, escribir una novela, aprender a cocinar, volver a estudiar, hacer manualidades? Sea lo que sea, es tiempo de redescubrirte. ¿Y eso cómo se consigue?


Reflexiona y reconecta

Una de las herramientas más ponderosas que tienes para reconectar contigo mismo es un ejercicio que se llama Mejor yo reflejado (Reflected Best Self, en inglés).

Utilizado en programas de psicología positiva en todo el mundo, este ejercicio te ayuda a identificar tus fortalezas y habilidades, y te indica cómo y cuándo te encontrarás en tu mejor momento. Además, proporciona información muy valiosa sobre cómo te ven los demás, que curiosamente no suele coincidir con cómo nos vemos a nosotros.

El ejercicio Mejor yo reflejado consiste en tres fases.


Pregunta a los demás

En primer lugar, escoge a varias personas de entre tu familia, amigos, compañeros de trabajo o jefes, y pídeles que te envíen tres breves historias de cuando, en su opinión, estuviste en tu mejor momento y cuál fue tu contribución.

Pregunta a, por ejemplo, 20 personas distintas, con el objetivo de conseguir una docena. Asegúrate de poner una fecha límite para recibirlas, así te asegurarás de que no se extienden demasiado en el tiempo.


Recopila las respuestas

Recoge todas las respuestas y cópialas en una tabla. Esto te ayudará a analizarlas y, aún más importante, a identificar patrones.

A medida que empieces a revisar las historias, empezarás a ver temas comunes y serás capaz de decidir cuáles son tus fortalezas, cualidades y habilidades.

Será curioso comprobar si las personas de tu vida laboral te ven igual que las de tu vida privada. O si utilizas los mismos recursos y habilidades en tu trabajo y en tu casa.


Crea tu autorretrato

Con las respuestas en su sitio y los temas y patrones identificados, es la hora de montar tu autorretrato. Escribe tus observaciones en unas 1.500 – 2.000 palabras. ¿Qué relaciones has encontrado? ¿Qué paralelismos y patrones ves? ¿Cuáles son los temas recurrentes en tu vida privada y professional? ¿Qué rasgos de tu personalidad muestras cuando das lo mejor de ti mismo?

Hay quien dice que, al final, tu autorretrato es como un plano a escala de tu yo más auténtico.


Sigue caminando

Ahora es tiempo de utilizar todas esas observaciones y (re)descubrimientos y dejarlos ser la brújula que te guía. ¿Cómo puedes utilizar esos rasgos y habilidades? ¿Puedes usarlos para rediseñar tu vida laboral? ¿Cómo puedes convertirte en esta persona todos los días? ¿Qué situaciones personales y profesionales te permitirían ser así todo el tiempo?

En FerratumBank queremos animar a todo el mundo a perseguir lo que más les importa. Nuestro objetivo es inspirar y ayudar las personas a vivir la vida que quieren vivir.


Los contenidos que forman parte de este blog no son información legal y por tanto en ningún caso deben ser considerados como recomendaciones ni consejos legales. Para obtener información específica sobre estas cuestiones, consulte por favor nuestros documentos legales y lista de precios. Para cualquier consulta no dude en contactar con nuestro departamento de Atención al Cliente ayuda@ferratumbank.es - Teléfono: 910 479 723