En los últimos años, muchos estudios han llegado a la conclusión de que gastar dinero en los demás nos hace más felices que gastárnoslo en nosotros mismos.


Siguiendo esa misma lógica, por tanto, en Navidades deberíamos experimentar un mayor bienestar al dar que al recibir.

¿Por qué? Desde FerratumBank te lo explicamos.


La intención es lo que cuenta

Un defensor de esta tesis es Michael Norton, profesor de la Escuela de negocios de Harvard. En esta TED Talk titulada ‘Cómo comprar la felicidad’, Norton defiende que gastar dinero en nosotros mismos no contribuye de manera significativa a nuestra alegría, mientras que gastarlo en los demás, sí.

Norton y otros dos profesores de la Universidad de Columbia Británica, Elizabeth Dunn y Lara Aknin, publicaron en 2008 un artículo científico en el que midieron y observaron las reacciones de diferentes personas y su relación con el dinero.

¿El resultado? Se dieron cuenta de que los que daban dinero a otros, incluso cifras tan bajas como 5 dólares, se sentían más felices después de haberlo dado que antes. Así pues, parece que lo importante no es la cantidad, sino el mero hecho de darlo.



¿Por qué nos hace sentir bien gastar dinero en otras personas?

Los humanos somos seres inherentemente sociales, y cuando estrechamos lazos con amigos, familiares o compañeros de trabajo, nos sentimos felices. Ya sea al comprar un pequeño regalo o al pagar una ronda en el bar, nos ponemos contentos cada vez que fortalecemos nuestras relaciones sociales.

Las interacciones con otras personas nos ayudan a desarrollar un sentido de la confianza y la cooperación y nos unen a ellas. Esto, a su vez, contribuye a mejorar nuestra salud y nuestro bienestar (así como crear los hábitos adecuados).

¿Y quién es el responsable de esa reacción? La oxitocina. Nuestro cerebro tiene un sistema integrado para recompensarnos y segrega oxitocina, una hormona que nos hace sentir bien, cada vez que ayudamos a los demás. Así, cuando hacemos un regalo y la otra persona sonríe, nuestro cerebro nos premia con esta agradable sensación.


El verdadero regalo de las navidades

Con las Navidades a la vuelta de la esquina, es fácil recordar cómo te sueles sentir en estas fechas. Cuando compras un regalo a algún amigo o familiar, incluso si no puedes estar presente en el momento en el que lo abra, sólo el hecho de dárselo o enviárselo e imaginar su reacción te hace sentir bien.

Porque no sólo haces a alguien feliz con un regalo, también te regalas a ti mismo felicidad al demostrarle tu aprecio y, como decíamos, reforzar vuestros lazos.

En su libro ‘Positividad’, la psicóloga Barbara Fredrickson asegura que “cuando expresas tu gratitud en forma de palabra o acción, no sólo estimulas tu propia positividad, sino también la de los demás”.

Por lo tanto, si quieres sentir verdadera alegría en Navidad, gasta dinero en tu familia, amigos y compañeros de trabajo. ¡Y verás qué sensación!


Los contenidos que forman parte de este blog no son información legal y por tanto en ningún caso deben ser considerados como recomendaciones ni consejos legales. Para obtener información específica sobre estas cuestiones, consulte por favor nuestros documentos legales y lista de precios. Para cualquier consulta no dude en contactar con nuestro departamento de Atención al Cliente ayuda@ferratumbank.es - Teléfono: 910 479 723