Cuando vives en el extranjero, creas una nueva vida, en un nuevo país, con un nuevo entorno, un nuevo trabajo, nuevos amigos y nuevas rutinas. Mientras que nunca dejas completamente tu antigua vida, una nueva comienza.


Tu nueva vida pronto se convierte en tu rutina. Sin embargo, después de establecer una vida en el extranjero, algunos extranjeros deciden volver a casa.


Lo primero, ¿por qué?

Una cosa con la que cada persona que vive en el extranjero puede identificarse es con la sensación de extrañar a su familia, amigos y su antigua forma de vida, algunos días más que otros. En InterNaciones 2017, que encuestó a cerca de 13.000 personas que viven en el extranjeró de 188 países, se reveló que la principal razón por la que los extranjeros regresan a sus hogares es por razones familiares o personales (32%).


Pero, ¿Cuál es el hogar ahora?

Incluso después de vivir en el extranjero aunque sea sólo durante un año, casi todos cuentan una historia similar al volver a casa y descubrir que las cosas ya no son las mismas que cuando se fueron. Las cosas, los lugares y las circunstancias cambian. La gente envejece, los edificios nuevos se levantan, los viejos se derrumban. Pero todo puede ser un poco extraño. De alguna manera esperas que las cosas sigan siendo las mismas mientras tú no estás.

Muchas personas que regresan hablan de las dificultades de volver a casa y tratar de "volver a encajar". La encuesta Expat Insider reveló que el 53% de las personas que han regresado echaban de menos su vida en el extranjero, y el 81% dijo que habían experimentado al menos un problema como resultado de la mudanza.

La verdad es que tú no eres la misma persona que eras cuando te fuiste por primera vez, tienes nuevas experiencias que han dado forma a esta nueva versión de ti.


Perder la identidad


Es agridulce conocer dos culturas diferentes. Una vez que dejas tu lugar de nacimiento nada es lo mismo.Sarah Turnbull

Un artículo en la web de la BBC destacó los problemas de vivir en el extranjero a largo plazo y cómo puede afectar el sentido de identidad y la noción de hogar.

Puede ser desconcertante volver a casa y descubrir que te conviertes en "el chico nuevo" o en "la chica nueva" en un lugar que deberías sentirlo como 'hogar'. La gente empieza a mirarte con extraño. Tal vez tienes un acento diferente o quizás nuevas frases que atraen una atención no deseada. Estas pequeñas diferencias evitan que te "integren".

El hecho es que has cambiado, y algunas personas pueden tener dificultades para aceptarlo. Tal vez has perdido parte de tu identidad cultural, y te sientes alienado porque no eres "como todos los demás".


Reintegración

Puede ser un reto para las personas que vuelven a su ciudad a largo plazo adaptar su vida en el extranjero a su país de origen. Habiendo vivido en el extranjero y experimentado otras culturas, tu forma de pensar ha cambiado. Tus experiencias en el extranjero han dado forma a lo que eres.

Entonces, ¿cuál es la mejor manera de reintegrarse?

Sobre todo, esperar que simplemente puedas volver a lo que estabas haciendo antes o volver a ser quien eras negaría lo que eres hoy.

Algunas personas que han vivido en el extranjero y que regresan aconsejan que debes evitar hacer el mismo trabajo que hacías anteriormente, especialmente en la misma zona de la ciudad, y con la misma gente. Tus nuevas "experiencias mundanas" pueden dificultar la relación con los demás y viceversa.

Además, aunque sea genial para ponerse al día con viejos amigos, recuerda que mientras has estado viviendo tu vida en el extranjero, ellos han estado viviendo su propia vida en casa. Esto significa que sus rutinas diarias, sus asuntos y metas diarias, probablemente serán muy diferentes a las tuyas.



Encuentra personas que también hayan vivido en el extranjero

Algunas personas que han vivido en el extranjero a largo plazo también han hablado de la dificultad de crear nuevos amigos cuando vuelven a casa. Por extraño que pueda parecer inicialmente, una solución es unirse comunidades extranjeras para redescubrir y reintegrarse en tu país con los recién llegados. Hay quien regresa y han dicho que la mejor manera de adaptarse es verse a sí mismo como otro extranjero, excepto que conozcas el idioma local.

Otro consejo útil puede ser preguntarte cómo hicistes amigos en el extranjero. ¿Te uniste a los grupos de Meetup? ¿Te uniste a las asociaciones de libros o de cine? ¿Fuiste a bares? Piensa en las formas en que construíste tu red en el extranjero.

Por último, publica un post o inicia un grupo en Facebook y conoce a otras personas que están en tu misma situación al volver a casa. Puede ser útil conectarse con otras personas que están experimentando los mismos desafíos.


Tal vez tuviste que irte para realmente extrañar un lugar; tal vez tuviste que viajar para darte cuenta de lo que amas tu punto de partida.Del libro Handle with Care by Jodi Picoult




Los contenidos que forman parte de este blog no son información legal y por tanto en ningún caso deben ser considerados como recomendaciones ni consejos legales. Para obtener información específica sobre estas cuestiones, consulte por favor nuestros documentos legales y lista de precios. Para cualquier consulta no dude en contactar con nuestro departamento de Atención al Cliente ayuda@ferratumbank.es - Teléfono: 910 479 723