El mejor momento para plantar un árbol fue hace 20 años. El segundo mejor momento es ahora Proverbio chino

Lo has oído más veces: eres lo que haces. De manera consciente o inconsciente, eres el resultado de decisiones que has tomado en el pasado.


Tu trabajo, tu empresa, tu casa, tu tiempo libre, tus aficiones, si tu vida se parece a la que te gustaría… son todas opciones que tú has elegido.

Nuestras decisiones inconscientes dependen de nuestros hábitos. Sí, los malos hábitos pueden llevarte a tomar malas decisiones, y los buenos hábitos pueden llevarte tomar a buenas decisiones.


Buenos o malos, los hábitos son sólo acciones

Entonces, ¿eres feliz con la vida que llevas o te imaginabas haciendo otra cosa, o en otro lugar? Siempre conviene recordar que los hábitos negativos son sólo costumbres que hemos desarrollado y que luego han resultado ser negativas.

Pero esto se puede cambiar: podemos sustituir hábitos negativos con hábitos positivos, que nos llevarán a resultados más beneficiosos para acercarnos a la vida que queremos tener.


¿Te perjudican tus hábitos?

¿Te cuesta ir al gimnasio? ¿No consigues ahorrar? ¿Te preguntas a dónde va todo tu tiempo libre y por qué no encuentras el momento de estudiar o empezar ese nuevo proyecto?

¿O, al contrario, vas con frecuencia al gimnasio, consigues ahorrar, viajar y empezar proyectos? Sea cual sea tu respuesta, es consecuencia directa de tus hábitos.

Desde FerratumBank te damos cinco consejos para crearte hábitos positivos, y así construir la vida que quieres vivir:


Hazlo automático

Aunque el número exacto aún no está claro, en general sabemos que el tiempo que tardas en realizar un hábito de forma automática es de 21-30 días. Recuerda, las costumbres, buenas o malas, sólo son costumbres.

Reflexiona sobre las decisiones que tomas y los hábitos que ya tienes. ¿Cuál quieres que sea tu nuevo hábito positivo? ¿Ahorrar algo cada semana? ¿Comer más sano? ¿Meditar cada día? ¿Ir al gimnasio?

Hazlo durante 21-31 días y ya habrás incorporado a tu vida un nuevo hábito positivo.


El poder de la palabra “todavía”

Cuando te invaden sentimientos negativos y te empiezas a repetir cosas como “no he perdido peso” o “no he ahorrado dinero”, añade al final de la frase la palabra “todavía” y ya verás cómo cambia su significado por completo. Por ejemplo, las dos anteriores se transforman en “no he perdido peso todavía” o “no he ahorrado dinero todavía”.

Hay estudios sobre psicología positiva que aseguran que sólo con añadir un “todavía” a una frase negativa, tu forma de pensar se reconfigura y así tu cerebro percibe que el cambio es posible.


Recuerda la recompensa

Una manera de estar motivado es recordarte constantemente todo lo bueno que te espera si sigues adelante con tus costumbres positivas. Puedes conseguir esto inspirándote en otros modelos a seguir, en personas que ya han conseguido lo que tú te planteas.

Guarda varias imágenes en tu escritorio o en una carpeta y échales un vistazo cada dos días para mantenerte firme en tu rumbo. Ver estas imágenes es otra manera de decirle a tu cerebro que es posible.

Acostúmbrate a leer artículos sobre tu objetivo. Lee sobre los beneficios de ir al gimnasio, de aprender un nuevo idioma o la libertad que te aporta ahorrar dinero.


Hazlo todos los días

Como decíamos en el primer consejo, para que un hábito se convierta en automático primero tienes que ser constante. Esto significa que tienes que desarrollar tu nueva costumbre cada día. No cada dos o tres días, sino todos y cada uno de los días. Al fin y al cabo, si este hábito va a convertirte en el nuevo tú, tienes que asegurarte de que lo realizas todos los días con toda la intensidad posible.


Fíjate un premio

No tiene nada de malo que te fijes un premio para mantener la motivación. Nada mejor que recompensarte por el esfuerzo que estás realizando.

Por ejemplo, ve al cine o cena fuera a final de la semana en la que has conseguido tus objetivos. Reflexiona sobre todo lo que has logrado y siéntete orgulloso. Recuerda: el impulso crea más impulso.

Entonces, ¿hacia dónde quieres ir? ¿en quién quieres convertirte? Empieza hoy.


Los contenidos que forman parte de este blog no son información legal y por tanto en ningún caso deben ser considerados como recomendaciones ni consejos legales. Para obtener información específica sobre estas cuestiones, consulte por favor nuestros documentos legales y lista de precios. Para cualquier consulta no dude en contactar con nuestro departamento de Atención al Cliente ayuda@ferratumbank.es - Teléfono: 910 479 723