¿Así que ya has llegado a tu nuevo país? ¡Enhorabuena!


Después de la emoción inicial y de la sensación de novedad al explorar los alrededores, llegará el momento en el que te preguntes: ¿me llegaré a sentir como en casa en este país?

Instalarse en un nuevo país no es fácil. Es un proceso que requiere tiempo y esfuerzo. A continuación te damos 5 consejos para que te resulte más sencillo:


1. Sé paciente

Por encima de todo, sé paciente. En estos primeros momentos va a ser difícil que te encuentres cómodo del todo. De hecho, puede que transcurran incluso meses hasta que todo se asiente.

Simplemente recuerda darle una oportunidad a tu nuevo país y no lo compares todo con lo que dejas atrás. Notarás cambios día a día y es normal, al fin y al cabo has llegado a un sitio con una cultura e idioma diferentes.

Como la mayoría de expatriados te dirán, habrá días en los que hasta los obstáculos más pequeños te abrumarán. Tareas normales y mundanas, como pedir cita con el médico, comprar muebles o incluso hacer la compra en el súper te supondrán un reto. Te pasará que querrás quedarte en casa sin tener que enfrentarte a esos problemas. Pero ese día llegará con el tiempo, te lo prometemos.

Por eso, establecerte una rutina es vital. Por ejemplo, un trabajo estable y los desplazamientos de ida y vuelta te ayudarán a sentirme más establecido.


2. Di sí a las nuevas experiencias

Una de las cosas más importantes a la hora de llegar a un nuevo país es la de estar abierto a decir sí a nuevas experiencias. Incluidas aquellas a las que no estás acostumbrado.

No te quedes encerrado en casa. Sal a la calle, incluso si no conoces a nadie. Es importante que conozcas nuevas partes de tu nuevo país… y de ti mismo. Al decir sí a nuevas experiencias será más fácil hacer nuevos amigos, probar nueva comida y conocer nuevas costumbres.


3. Haz nuevos amigos

Tu mundo se abrirá de una manera significativa una vez hagas amigos de allí. Por ejemplo, tu trabajo es un lugar fantástico por el que comenzar. Puedes comer con tus compañeros o ir a tomar algo al terminar la jornada y, de esta forma, empezar a desarrollar nuevas amistades.

Hay páginas como Meetup que también resultan útiles para conocer gente. En ellas puedes buscar personas o grupos con intereses similares a los tuyos: yoga, pintura, escalada, cocina, idiomas, conciertos… la lista es infinita.

Al principio lo más probable es que conozcas a otros extranjeros viviendo en el lugar, y es un buen paso, ya que compartís los mismos retos y dificultades. Sin embargo, también resulta recomendable que conozcas a gente del propio país, ya que te ayudarán a comprender mejor su cultura y te ayudarán con todas las gestiones.



4. Te sentirás como en casa cuando tengas una cuenta bancaria en un banco local

Siempre hay algo de satisfactorio en conseguir la tarjeta de residencia, el número de seguridad social, la tarjeta de fidelidad del supermercado y una cuenta bancaria en un banco local. Una vez que tienes todo eso es cuando empiezas a sentirte como en casa.

Si alguna vez has intentado abrir una cuenta bancaria en otro país, te habrás dado cuenta de que no es tarea fácil. Para empezar, necesitas una dirección fija, algo que puede ser complejo si acabas de aterrizas. Además, necesitarás copias de facturas a tu nombre, así como una copia de tu contrato de trabajo, y eso si tienes.

En FerratumBank hemos conseguido que abrir una cuenta sea lo más simple del mundo. Simplemente entra en nuestra página, descarga la app, escoge “Abrir cuenta” y en 8 minutos la tendrás lista para usar. Y gratis, claro: www.ferratumbank.es


5. Aprende el idioma local

Parece una obviedad, pero a veces viene bien recordarlo ya que en ocasiones nos acomodamos: el camino a una nueva cultura es su idioma. Una vez empieces a hablar ese idioma, aunque sea frases básicas para comprar comida o pedir en un bar, las barreras entre tú y el nuevo país empezarán a caer.

Una vez más, la paciencia es la clave, no vas a ser bilingüe de un día para otro. Haz un esfuerzo por aprender lo esencial, ve la televisión, escucha la radio, lee los periódicos y apúntate a una escuela de idiomas. Explora todos tus recursos, que hoy en día, gracias a internet, son más que nunca.




Los contenidos que forman parte de este blog no son información legal y por tanto en ningún caso deben ser considerados como recomendaciones ni consejos legales. Para obtener información específica sobre estas cuestiones, consulte por favor nuestros documentos legales y lista de precios. Para cualquier consulta no dude en contactar con nuestro departamento de Atención al Cliente ayuda@ferratumbank.es - Teléfono: 910 479 723