Aparte de la morriña, el aprendizaje de un idioma y la adaptación a una nueva cultura, una de las fuentes de frustración más comunes para los expatriados es, por supuesto, el dinero.


Tras el gasto que supone de por sí el hecho de mudarse a un nuevo país, también resulta difícil adaptarte a los precios del día a día, así como a qué gastos mensuales aproximados tendrás.

Aunque parezca complicado al principio, cuanto antes empieces a ahorrar, mejor. Ya sea para comprar billetes de avión de vuelta a casa para ver a tu familia, para la entrada para comprar un piso en tu nuevo país, o simplemente comenzar un depósito de emergencias, guardar un poco de tu sueldo mes a mes te permitirá ir teniendo un colchón en el que confiar en el futuro.

A continuación te ofrecemos 5 consejos de ahorro para expatriados.


1) Ahorra en cualquier actividad

Es normal llegar a una nueva ciudad y querer aprovechar al máximo la oferta cultural, así como acudir a todas las reuniones posibles con amigos o compañeros de trabajo para establecer tus primeros círculos de confianza.

Pero ser sociable es caro: desde las entradas de un museo hasta las bebidas de después de trabajar, todo supone un gasto extra. Sin embargo, para ahorrar no es necesario rechazar estas oportunidades y renunciar a una vida cultural.

El consejo principal es: investiga. Hay muchos museos y galerías de arte que ofrecen entrada gratuita o reducida a partir de cierta hora. Hazte también con cupones de descuento u ofertas 2x1, así podrás invitar a algún amigo y compartir gastos.

Por supuesto, consigue la tarjeta de fidelización de los supermercados para ganar puntos y obtener descuentos, y aprovecha las ofertas que muchos restaurantes y bares ofrecen: Menú de mediodía, happy hour, 2x1, etc.

Lo esencial es que estés informado: busca en Google, suscríbete a newsletters, a webs con agendas culturales… todas ellas suelen informar sobre los mejores descuentos.


2) Controla todos tus gastos

Y nos referimos a controlar tus gastos no sólo en el sentido de que trates de gastar menos (que también), sino en el de que lleves la cuenta de todo. Que monitorices todos tus gastos porque es el punto de partida para optimizarlos.

Mudarse a un nuevo país ya es suficientemente caro de por sí, pero en muchas ocasiones, los expatriados gastan más de lo que se pueden permitir.

Echa un vistazo a en qué gastas tu dinero cada mes. ¿Necesitas un bono transporte mensual o puedes ir andando o en bici al trabajo? ¿Podrías ahorrar en el alquiler si te mudaras un poco más lejos? Es importante identificar cada detalle y vivir dentro de tus posibilidades.



3) Sé consciente del precio de las cosas

Si te has mudado a un país con otra moneda distinta, acostumbrarte al cambio puede suponer todo un reto. A veces, te encuentras pasando tu tarjeta para pagar por algo sin saber realmente cuánto cuesta. ¿De verdad te has gastado 10€ en ese café de moda?

Dentro de la app de FerratumBank, por ejemplo, tienes un conversor de divisas integrado, que te permite ver el cambio entre monedas al momento. Simplemente introduce la cantidad que quieres convertir de moneda local a extranjera, y listo. De esta forma, serás más consciente del verdadero precio de las cosas.


4) No utilices tarjetas de crédito

Si lo que quieres es ahorrar dinero, es mejor mantenerte alejado por un tiempo de las tarjetas de crédito. Sí, es cierto que en ocasiones pueden resultar útiles, ya que te permiten realizar compras necesarias sin tener el dinero en ese momento.

Pero este componente es el que las convierte en peligrosas, ya que a pesar de comprar tienes la sensación de que no te están cobrando nada, y no te lo piensas tanto. Sin la tentación de las tarjetas de crédito, sabes que todo lo que ahorres va a ser ahorro real, que no va a servir para pagar deudas en el futuro.


5) Abre una Cuenta Ahorro y automatiza tus ahorros

Querer ahorrar dinero y ahorrarlo de verdad son dos cosas bien distintas.

Para ahorrar dinero, lo primero que necesitas es un lugar donde hacerlo. Con FerratumBank, puedes registrarte en sólo 8 minutos, y en sólo unos clics en la app tendrás lista tu Cuenta de Ahorro.

Una vez tengas la cuenta abierta, puedes empezar a depositar dinero en ella. Y mejor aún, puedes automatizar la manera en la que ahorras. Los Complementos de Ahorro son unas herramientas incluidas en la app que te permiten decidir cuánto quieres ahorrar de manera automática. Más o menos, como poner las monedas sueltas en una hucha. Con los Complementos, cada vez realizas una operación una cantidad decidida de antemano se transfiere de manera automática a tu Cuenta de Ahorro.

¡Empieza ya a ahorrar sin esfuerzo!




Los contenidos que forman parte de este blog no son información legal y por tanto en ningún caso deben ser considerados como recomendaciones ni consejos legales. Para obtener información específica sobre estas cuestiones, consulte por favor nuestros documentos legales y lista de precios. Para cualquier consulta no dude en contactar con nuestro departamento de Atención al Cliente ayuda@ferratumbank.es - Teléfono: 910 479 723