Una vez ya has superado los obstáculos iniciales de mudarte a un nuevo país, uno de los momentos más emocionantes es cuando te sientes suficientemente estable como para plantearte comprar un piso. Es entonces cuando empiezas a sentir ese país como tu casa.


Alquilar es muchas veces, desde luego, la única opción cuando te mudas al extranjero, es innegable que muchas veces siempre tienes esa sensación de estar tirando el dinero. En muchas ciudades de la Unión Europea, la mensualidad de una hipoteca puede resultar más barata que el alquiler. Comprar un piso a veces puede tener sentido.

Sin embargo, con los precios cada vez más altos, internarte en el mundo de la propiedad puede suponer un desafío. Lo ideal es, claro, comprar un piso barato. ¿Pero cómo conseguirlo? A continuación te damos cuatro consejos para ayudarte a encontrar la casa de tus sueños:


1) Visita pisos, y pisos, y más pisos

Visita todos los pisos que puedas. Uno de los mejores consejos a la hora de buscar una casa es: no te encariñes demasiado a un sitio en concreto mientras buscas. Está bien tener una referencia para poder comparar, y tener preferencias, pero evita que eso te evite buscar más pisos. Recuerda que es posible que haya un hogar mejor esperándote en tu próxima visita.

Además, si coges demasiado cariño a un piso concreto, es posible que termines pagando más dinero que el que tu presupuesto te permita. En vez de eso, una buena estrategia es visitar todos los pisos que puedas en un día junto a un gestor inmobiliario. Esto te ayudará a hacerte una idea rápida de lo que buscas, lo que puedes encontrar con tu presupuesto y la oferta actual.

Por supuesto, también puedes hacer esto sin ninguna inmobiliaria de por medio, recopilando apartamentos que te interesen a través de portales online y consiguiendo citas para visitarlos.


2) Busca más allá del centro

Amplía tu rango de búsqueda, aléjate un poco de las ciudades principales y pon tu mirada en los barrios periféricos o en localidades cercanas. Si no trabajas en el centro o puedes trabajar desde casa, ¿por qué no vivir algo más lejos? No sólo los precios serán más bajos, sino que también conseguirás bastante más por el mismo precio: casas más grandes, más nuevas, más espacios al aire libre y más tranquilidad.

Incluso si tienes que ir todos los días a la oficina al centro, la buena noticia es que estos barrios y localidades cercanas están creciendo más y más a medida que las ciudades atraen población. Esto significa que no tendrás que renunciar a servicios como el transporte público, bares y restaurantes o tiendas de todo tipo.



3) Haz muchas ofertas

Como continuación del punto uno, y siguiendo el consejo de no encariñarte a un piso específico para no llevarte una decepción si luego no lo consigues, lo mejor que puedes hacer es realizar muchas ofertas por muchos pisos distintos que te gusten.

En el mundo inmobiliario hay una regla que dice que si visitas cien pisos, haces una oferta por diez y te aceptan una. Lanzar varias ofertas aumenta las probabilidades de encontrar un piso barato.


4) Compra un piso a reformar

Todo es cuestión de hacer los cálculos, claro, pero hay ocasiones en las que la mejor opción es comprar un piso barato a reformar, es decir, que necesite una inversión para poder vivir en él.

Antes de hacer esto, por supuesto, conviene hacerse a la idea de cuánto necesitarás para renovarlo y repararlo. Si eres un manitas, genial, podrías incluso ahorrarte otro pico. Si no, pide presupuestos aproximados y así tendrás una estimación.

Evita los lugares peligrosos o casas que obviamente supongan un peligro. Asegúrate de que un profesional examina el piso y te garantiza que no implica un mayor riesgo.


Cada céntimo cuenta

Para ayudarte a ahorrar dinero para comprar un piso, en FerratumBank hemos diseñado un par de herramientas muy útiles que te ayudarán a conseguirlo.

Dentro de la app de FerratumBank puedes establecer Objetivos de Ahorro: simplemente ponle un nombre, como “Piso”, y decide cuánto quieres ahorrar. De esta forma sabrás cuánto tienes que ahorrar cada semana o cada mes para alcanzar tu objetivo. Tras esto, configura la frecuencia de las transferencias para ese objetivo y nosotros nos encargaremos del resto.

Si ya tienes un dinero ahorrado, ¿por qué no abrir un Depósito a Plazo Fijo y ver cómo crece tu dinero por sí mismo? ¡Piso nuevo, allá vamos!

Por lo que, si lo que quieres es comprarte un piso, ¡te podemos ayudar con sólo dos clics!




Los contenidos que forman parte de este blog no son información legal y por tanto en ningún caso deben ser considerados como recomendaciones ni consejos legales. Para obtener información específica sobre estas cuestiones, consulte por favor nuestros documentos legales y lista de precios. Para cualquier consulta no dude en contactar con nuestro departamento de Atención al Cliente ayuda@ferratumbank.es - Teléfono: 910 479 723