No es tanto por su belleza que el bosque reclama los corazones de los hombres, sino por ese algo sutil, esa calidad de aire que emana de los árboles viejos, que tan maravillosamente cambia y renueva a un espíritu cansado.Robert Louis Stevenson

Cuando llegan las vacaciones de verano, muchos de nosotros pensamos automáticamente en hacer un viaje al extranjero o a la playa. Repasamos las listas de los mejores destinos del año, escogemos uno y, además, tratamos de incluir demasiado que ver en nuestros itinerarios, por lo que siempre acabamos yendo a la carrera de un lado a otro para ver todo. Al final de las vacaciones, ¡necesitamos otras vacaciones para recuperarnos!


Pero si lo que buscas es una escapada relajante de verdad, en la que olvidarte de todo y poder aprovechar el maravilloso sol veraniego, la respuesta puede estar más cerca de lo que crees.


Que los árboles te dejen ver el bosque

Para la recuperación de cuerpo y mente, no hay mejor medicina que la naturaleza. Si buscas una escapada de fin de semana, pasar tiempo en la montaña te va a proporcionar muchos beneficios ya demostrados.

Cuando corres, escalas, paseas el perro, haces fotos, lees un libro o simplemente te sientas en el bosque, la naturaleza hace maravillas con tu cuerpo.


Los remedios de mamá naturaleza

Hay estudios que demuestran que breves escapadas a entornos naturales, incluso parques urbanos, pueden ayudar a aliviar el estrés y ayudan a recalibrar cuerpo y mente.

En un artículo de la BBC sobre cómo la naturaleza puede ser beneficiosa para nuestra salud, la directora de campañas de The Wildflife Trusts en Reino Unido, una ONG dedicada a proteger reservas naturales, comentaba un estudio que llevaron a cabo. Junto a la Universidad de Derby, pidieron a más de 18.000 personas que durante un mes entraran en contacto con la naturaleza al menos una vez al día. Los resultados fueron sorprendentes: la cantidad de personas que aseguraban tener “buena salud” se incrementó en un 30%.

El artículo concluía que este estudio se sumaba al “creciente corpus de pruebas que muestra que la naturaleza es necesaria para nuestra salud y bienestar”.

Estos son los diez beneficios demostrados de pasar tiempo en la naturaleza:

1. Incremento de la memoria a corto plazo

2. Alivio del estrés

3. Descenso de la presión sanguínea

4. Mejora de la concentración

5. Mayor agilidad mental

6. Mejora del sueño

7. Más facilidad para la solución de problemas

8. Mejor humor

9. Bienestar general

10. Mayor capacidad de concentración en niños con TDAH



Los países nórdicos y el derecho a la naturaleza

En FerratumBank estamos orgullosos de nuestras raíces finlandesas. Finlandia es un país conocido por sus impresionantes bosques, lagos y la conexión especial que tienen sus habitantes con la naturaleza.

Según la Asociación de Bosques de Finlandia, los bosques ocupan alrededor del 75% del territorio finlandés. De hecho, por cada habitante hay 4,2 hectáreas de bosque.

Por su parte, en el resto de los países nórdicos, vecinos de Finlandia, en 2015 su porcentaje de territorio de bosques era del 68,92% en Suecia, el 33,33% en Noruega y el 14,49% en Dinamarca.

A lo largo de la historia, los bosques han jugado un papel muy importante en las vidas de los habitantes nórdicos, hasta el punto de que existen leyes para reivindicar el derecho de cada persona a disfrutar de la naturaleza.

El llamado derecho de acceso público a la naturaleza, presente en Finlandia y los países vecinos, garantiza que todos puedan transitar libremente y sin restricciones por sus vastos bosques, colinas y lagos, incluso en aquellos terrenos de propiedad privada.


El “baño de bosque” japonés

Por supuesto, no sólo los habitantes de los países nórdicos son conscientes de la importancia de los bosques. En Japón también tienen una práctica llamada “baño de bosque” o Shinrin-yoku, que ayuda a reducir el estrés, a reforzar tu sistema inmunitario, descender tu presión sanguínea y mejorar tu bienestar general.

El término “baño de bosque” fue acuñado en la década de los 80 y consiste en que una persona se “sumerja” en un bosque y se dedique simplemente a estar. No consiste en realizar ninguna actividad física, el objetivo es relajarse y empaparse del ambiente del bosque.

Por lo tanto, la próxima vez que necesites vacaciones de relax, ¡recuerda encaminarte hacia los árboles!




Los contenidos que forman parte de este blog no son información legal y por tanto en ningún caso deben ser considerados como recomendaciones ni consejos legales. Para obtener información específica sobre estas cuestiones, consulte por favor nuestros documentos legales y lista de precios. Para cualquier consulta no dude en contactar con nuestro departamento de Atención al Cliente ayuda@ferratumbank.es - Teléfono: 910 479 723